La mariposa representa la buena suerte, pero también nos recuerda el poder del cambio, el renacer después de la perseverancia, la transformación que nos da alas y nos convierte en seres hermosos capaces de volar…