PIEDRAS Te encuentro entre mil otras, bailando en armonía una coreografía ancestral; si cierro los ojos y dejo que me invada, yo también puedo sentirme parte de ella. Tenerte en mi mano me conecta con esta fuerza invisible y poderosa. Te miro y eres tan bella... Quién sabe de dónde vienes y lo que has pasado, cuánto tiempo llevas bailando... Pero sé que eres así de preciosa por todo lo que has rodado. Parecida a tantas otras y única a la vez. Y pienso que, si te llevo conmigo, quizá podré cerrar los ojos allá donde esté y sentirme de nuevo conectada con este baile. Sentir cómo el agua me besa y me mece. Pensar que la vida es el agua y me transforma, me redondea, me convierte en un tesoro lleno de historia, de idas y regresos, de pacíficas tardes y tormentosas noches. Yo soy ella. De la magia de la naturaleza vengo. Y a ella volveré.